La joyería es uno de nuestros caprichitos más apreciados en toda mujer, es por eso que debemos mimarlas y mantenerlas en buen estado. A continuación, te damos una serie de consejos para que tus joyas se vean como el primer día.

  • Evita el contacto con productos de limpieza domésticos (lejía, detergentes…) o productos cosméticos (cremas, lacas…) también evitar cloro, agua salada, colonias …
  • Guarda tus joyas en un lugar fresco y seco para evitar la oxidación.
  • Recomendamos guardarlas en bolsitas de tela, terciopelo o suaves individualmente de manera que no se apilen y se rayen entre ellas.

Wëthëm te envía de regalo una bolsita de tela o cajita pensando en ti en cada pedido y en pedidos superiores a 80€ de regalo una gamuza específica para la limpieza de tus joyas.

  • Límpialas con relativa frecuencia para mantener su brillo, puedes usar agua tibia con un poco de jabón de ph neutro y frota con un cepillo, luego aclara y seca con un paño suave.
  • Hay que tener en cuenta que el propio ph de tu piel puede alterar el color de tus joyas.